Pinocho

Pinocho y Antonio Saura

Fotografía: Jaume Blassi.

En 1994, Antonio Saura y Christine Nostlinger publicaron un libro que reinterpretaba el clásico relato Las aventuras de Pinocho, de Carlo Collodi. 

Este libro no sólo narraba el viaje de Pinocho en palabras de la escritora austriaca, también ilustraba el relato del pequeño muñeco de madera, cuya tarea llevó a cabo el artista español con una serie de dibujos.

El nacimiento de esta idea surgió a raíz del interés mutuo por parte de ambos autores en la figura de Pinocho, que en palabras del propio Saura:

Hay otros textos infantiles que me gustaría ilustrar, pero Pinocho tenía que ser absolutamente el primero.

La publicación de la primera edición por parte de Círculo del Lectores fue un rotundo éxito, agotándose en muy poco tiempo y recibiendo el premio al mejor libro de arte editado en España en el año 1995.

Tras la muerte del artista, surgió la idea de hacer una nueva edición traducida a cuatro idiomas, como homenaje a los autores: el Nuevo Pinocho.

Esta reedición vio la luz en 2010, recuperando los colores originales de la obra tras un proceso de restauración digital, y permitiéndonos disfrutar de la obra de Antonio Saura en todo su esplendor.

El color de Pinocho

Cuando Antonio Saura llevó a cabo esta serie de ilustraciones, no coloreó todas ellas de forma directa.

Bajo la dirección del autor, una importante selección de obra gráfica se entintó directamente sobre las planchas offset utilizadas para la edición final del libro.

Tras la muerte de Saura, se planteó la posibilidad llevar a cabo una nueva edición, pero el equipo encargado de su realización únicamente contaba con una parte de las obras originales coloreadas por el propio artista.

La otra parte que Saura entintó de forma directa en la imprenta, solamente existía en dibujo, siendo la edición original del libro de Pinocho una vez ya impreso, el único testigo físico y real del color deseado por el autor.

Para superar este problema, UMFotografía recuperó la policromía original de una primera edición del libro impreso, aplicando sobre éste un avanzado sistema de digitalización, colorimetría y cuidadosa posproducción.

Durante todo el proceso de restauración digital la Fundación Archives Antonio Saura supervisó el trabajo.

El resultado fue una edición fiel a la original de 1994, con un Nuevo Pinocho revivido a todo color, y cuyo relato sigue inspirando a pequeñas y grandes mentes.

La colección